×

Información sobre cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar y mejorar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación y uso. Mas información. Al utilizar nuestro sitio usted acepta los términos de nuestra Política de Privacidad.
Aceptar
Añadir
Comprar
Añadir al carrito
Comprar ahora
Comprar
Cancelar
EL MILAGRO DE LA MULTIPLICACIÓN DE LOS MALETINES

Diario de Cádiz

EL MILAGRO DE LA MULTIPLICACIÓN DE LOS MALETINES

Como ocurrió hace un año en Andalucía con el cambio de color en la Junta, la sucesión de días históricos no cesa. El primer Gobierno de coalición desde la Guerra Civil merece el calificativo y, para sus integrantes, mereció también un aplauso en el siempre encorsetado salón de tapices del Palacio de la Zarzuela. “El dolor vendrá después”, le dijo Felipe VI a Pedro Sánchez cuando le tocó su turno, hace unos días. El dolor tendrá que esperar, debieron pensar los numerosos ministros de este Gobierno, que ayer dedicaron la jornada a pasearse entre las sedes de los ministerios para asistir a los traspasos de cartera de unos y otros. Ni siquiera la tormenta que desató Sánchez con su elección de Dolores Delgado para el puesto de fiscal general del Estado emborronó el primer día del Ejecutivo que comparten el PSOE y Unidas Podemos. La ex ministra de Justicia tiene ya claro su futuro, pero no ocurre lo mismo con José Guirao, Magdalena Valerio y María Luisa Carcedo. El almeriense cedió Cultura a Juan Manuel Rodríguez Uribes. Valerio y Carcedo vieron cómo sus carteras se multiplicaban, como en la parábola de los panes y los peces. La ex titular de Trabajo,tras un emotivo discurso, levantó la sesión en el Ministerio del que es funcionaria desde hace casi tres décadas. El relevo lo cogieron la sindicalista gallega Yolanda Díaz y el economista José Luis Escrivá Belmonte. Las dos almas de este Gobierno, una activista contra la reforma laboral y el jefe, hasta ayer, del órgano de control fiscal creado por la troika en plena crisis económica. El traspaso de la cartera de Sanidad fue todavía más numeroso. María Luisa Carcedo repartió tres maletines de cuero realizados, como es habitual, en Ubrique y con apliques de oro. Uno fue para el vicepresidente de Asuntos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias. “¡Sí se puede!”, gritaban los suyos en una abarrotada sala en la sede de Sanidad. En una jornada que gira en torno a los símbolos –la Constitución de la mesa donde se jura o promete el cargo, el pin antifascista en la solapa de Iglesias y Garzón– el traspaso en Sanidad tuvo lugar en la sala que lleva el nombre de Ernest Lluch, el ex ministro socialista asesinado por ETA. Décadas después del crimen de la banda terrorista, otro catalán llevará la cartera de Lluch: el socialista Salvador Illa. El tercero en discordia de este macrotraspaso fue Alberto Garzón, líder de IU, que se queda con Consumo, un pequeño Ministerio para encumbrar un joven veterano de la política española. En él se centraron las miradas en el primer acto de la jornada, el más solemne. Garzón, que suele referirse al Rey como el “ciudadano Borbón”, se circunscribió a la oficialidad y prometió “con lealtad al Rey”, igual que el resto de sus compañeros de Gabinete. Más allá del olvido de Pedro Duque, que obvió recordar que la Constitución “es la norma fundamental del Estado”, el acto de toma de posesión tuvo como marca de color el ya mencionado aplauso –en Unidas Podemos son muy dados a la euforia– y las variantes de género a la hora de referirse al equipo que hoy inaugura las reuniones en La Moncloa. Pablo Iglesias copió a su ahora colega, la vicepresidenta Carmen Calvo, que en 2018 aludió al “Consejo de Ministras y Ministros”. La cordobesa ayer se ciñó a la norma gramatical y utilizó el masculino como género no marcado. Más allá fueron la ministra de Igualdad, Irene. Seguir leyendo

1E Ejemplar
0,99€
Carrito de la compra
1M 1 Mes
23,99€
Carrito de la compra
3M 3 Meses
69,99€
Carrito de la compra
6M 6 Meses
119,99€
Carrito de la compra
1A 1 Año
229,99€
Carrito de la compra

Las tarifas que se muestran se aplican a las compras a través de la plataforma web de Kiosko y Más

Regala El País