Aceptar
Añadir
Comprar
Comprar
Cancelar

Aceprensa

ALIANZAS PARA CONTENER A CHINA

Un signo del retorno de la geopolítica al primer plano de la escena internacional ha sido la constitución del AUKUS, la alianza militar formada por Australia, Gran Bretaña y Estados Unidos. Este acuerdo viene a sumarse a otros en marcha, como el QUAD –entre cuyos miembros destaca India– o la Estrategia de la UE para la Cooperación en la Región Indopacífica. Más allá de sus objetivos declarados, parece que todos los actores implicados comparten una inquietud de fondo: ¿cómo frenar a la pujante China de Xi Jinping? Loo más llamativo del AUKUS es que los norteamericanos, al igual que hicieron en 1958 con los británicos, facilitarán a la marina australiana submarinos de propulsión nuclear, aunque la cooperación también abarca los estratégicos sectores de la ciberseguridad y de la inteligencia artificial. Sin embargo, los submarinos no estarán operativos hasta finales de la presente década, y el acuerdo tampoco significa que Australia aspire a convertirse en potencia nuclear, pues el tratado de no proliferación de armas nucleares permite equipar buques o submarinos con reactores nucleares. La principal ventaja de este equipamiento es la mayor autonomía de estos submarinos, respecto a los de propulsión diésel-eléctrica, lo que les permitiría permanecer en los mares próximos a China hasta más de dos meses. Las reivindicaciones marítimas del coloso asiático frente a sus vecinos, reforzadas con movimientos de su flota o la construcción de islas artificiales, ha hecho que Pekín reaccione con desagrado ante la noticia, que interpreta como un nuevo episodio de la guerra fría que Estados Unidos estaría desencadenando. Pero la reacción más enérgica ante el AUKUS la ha tenido Francia, que ha visto cancelado su contrato con Australia para la construcción de submarinos convencionales. Hay un lógico pesar por las pérdidas económicas, aunque se ha producido una sonada crisis diplomática porque los franceses se quejaron de no haber sido informados por Washington acerca del acuerdo. Pese a todo, la Administración Biden reaccionó a las quejas con el anuncio de una entrevista personal entre los presidentes norteamericano y francés. El propósito es recomponer la relación, pues Francia es un aliado indispensable en el IndoPacífico, donde posee departamentos de ultramar y viven más de 1,6 millones de ciudadanos franceses. Por otra parte, el AUKUS ha suscitado las más diversas interpretaciones en clave geopolítica. Para algunos, sería un apoyo estadounidense al gobierno de Boris Johnson, que, desde el Brexit, no ha dejado de enarbolar el eslogan de “Global Britain”, y, en consecuencia, un ejemplo de cómo Europa, representada por Francia, no ha sido tenida en cuenta por los norteamericanos. Sería un desmentido del “America is Back”, al que se refirió Biden durante la cumbre de la OTAN en Bruselas en el pasado mes de junio. ¿El triunfo de la angloesfera? De ahí puede derivarse otra interpretación: el AUKUS es la consagración de un bloque de potencias anglosajonas. Desde hace tiempo existe un grupo informal, conocido como Five Fingers, que coordina operaciones de inteligencia y de intercambio de información entre Estados Unidos, Gran Bretaña, Australia, Nueva Zelanda y Canadá. Aunque estos dos últimos países no están presentes en el AUKUS, hay quien no se priva de afirmar que estamos ante el triunfo de la an. Seguir leyendo

1E Ejemplar
2,99€
Carrito de la compra
1M 1 Mes
5,99€
Carrito de la compra
3M 3 Meses
-
6M 6 Meses
-
1A 1 Año
69,99€
Carrito de la compra

Las tarifas que se muestran se aplican a las compras a través de la plataforma web de Kiosko y Más

Regala El País