×

Información sobre cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar y mejorar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación y uso. Mas información. Al utilizar nuestro sitio usted acepta los términos de nuestra Política de Privacidad.
Aceptar
Añadir
Comprar
Añadir al carrito
Comprar ahora
Comprar
Cancelar

INFORME SEMANAL DE POLíTICA EXTERIOR : EL PRESIDENTE RECUPERA EL DEBATE

EL PRESIDENTE RECUPERA EL DEBATE


Informe Semanal de Política Exterior
EL PRESIDENTE RECUPERA EL DEBATE
La gira de Emmanuel Macron por la Francia profunda ha devuelto la iniciativa política al Elíseo. Los sondeos muestran un leve aumento de la popularidad presidencial y la pérdida de interés por las movilizaciones callejeras de los chalecos amarillos. Pero la tormenta no ha cesado. SEGÚN el Institut Français d’Opinion Publique, el apoyo a los gilets jaunes ha caído del 71% de noviembre de 2018, cuando se creó el movimiento, al 40%, entre otras cosas por las amenazas a legisladores y periodistas de los líderes de las protestas y el rechazo a la represión policial. Las cifras oficiales indican que han muerto 11 personas, y ha habido 1.900 manifestantes heridos, 109 de ellos de gravedad, y 1.200 policías. Aunque el desempleo ha bajado al 9%, 2,6 millones de personas, un Brexit duro afectaría al 70% de los trabajadores del sector pesquero de Normandía y Bretaña porque sus mayores caladeros están en aguas británicas. La subida de los impuestos al diésel ignoró el impacto que tendría en el mundo rural y Macron creyó que las protestas serían pasajeras. Se equivocó. Ahora su gobierno ha tenido que retirar la tasa verde, subir el salario mínimo y prometer inversiones por valor de 15.000 millones de euros en formación laboral a jóvenes desempleados. Las revueltas han dado a Macron una lección de humildad, como revela el desgaste físico mostrado en las reuniones convocadas para abrir el debate social. Sin embargo, el presidente mantiene intactas sus dotes comunicativas y su conocimiento de los mínimos detalles de los asuntos públicos. Escuchar, o dar la impresión de hacerlo, es un buen comienzo en un Estado tan centralizado. Cada ayuntamiento francés tiene hoy unos Cahiers de Doléances (cuadernos de quejas), similares a los que activaron la Revolución de 1789, donde los ciudadanos pueden expresar sus quejas y sugerir soluciones a cómo reducir los
1E Ejemplar
-
1M 1 Mes
-
3M 3 Meses
-
6M 6 Meses
-
1A 1 Año
-