Top Gear | BIENVENIDO
×

Información sobre cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar y mejorar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación y uso. Mas información. Al utilizar nuestro sitio usted acepta los términos de nuestra Política de Privacidad.
Aceptar
Comprar
Cancelar

TOP GEAR : BIENVENIDO

BIENVENIDO


Top Gear
BIENVENIDO
Mientras el número anterior de TOP GEAR en Español se iba a la imprenta, yo estaba pasándolo fatal en la zona de Los Ángeles conduciendo un Ferrari California T por el Parque Natural de Joshua Tree. Sí, lo sé. Es un trabajo sucio, pero alguien tiene que hacerlo. Desde 2002 he hecho bastantes viajes así. Mi favorito siempre ha sido el que me llevó en 2006 de Lasarte (San Sebastián) al circuito de La Sarthe (a las 24 horas de Le Mans) en un Audi R8 cuando este deportivo aún casi ni se conocía. La gente se partía el cuello cuando veía pasar una caravana con un par de R8 y varios Audi TT liderados por un S6 Avant azul pitufo. Pero no hace falta dedicarse a esto ni gastarse miles de euros para disfrutar de la conducción de ese modo. Un amigo decidió recorrer Francia en un Nissan Qashqai de primera generación con motor 2.0 de gasolina. Y vino encantado. Te cuento esto porque a partir de la página 68 tienes 50 cosas que deberías hacer antes de morir. Irte al otro barrio no mola, pero mola menos hacerlo sin haber disfrutado de tus aficiones, sean las que sean. Y si son los coches, ya sabes: algunas son muy fáciles de hacer y tan resultonas que igual ni te las has planteado. Para ayudarte, al final hemos preparado una lista para que vayas sumando puntos y, en plan ranking de Cuore o Glamour, te autoevalúes. Yo, por si te lo preguntas, tengo 30 puntos. Al hilo de esto, quiero darle las gracias a mis compañeros de la editorial Luike. Sí, en el kiosco nos odiamos y tal, pero gracias a su gentileza pudimos rematar este número con el tema de Cabárceno que verás más adelante. Te cuento: a dos horas de empezar el viaje, teníamos la reserva de los hoteles; teníamos el visto bueno del Parque de la Naturaleza; teníamos convencidos a nuestros compañeros de Administración para gastarnos lo que no está en los escritos en gasolina... pero no-teníamos-coche. Habíamos apuntado la recogida par de días. Gracias, compañeros. Y ya que estoy dando gracias a diestro y siniestro, también te agradezco a ti, que tienes esta revista en tus manos, que seas uno de los 11.194 lectores que oficialmente compráis la revista, lo que nos coloca, así, a lo tonto, como unas de las revistas más vendidas del kiosco. Porque la coges y la pagas, ¿no? Luis I. Guisado