Ejecutivos | ALGUNOS PENSAMOS DIFERENTE
×

Información sobre cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar y mejorar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación y uso. Mas información. Al utilizar nuestro sitio usted acepta los términos de nuestra Política de Privacidad.
Aceptar
Comprar
Cancelar

EJECUTIVOS : ALGUNOS PENSAMOS DIFERENTE

ALGUNOS PENSAMOS DIFERENTE


Ejecutivos
ALGUNOS PENSAMOS DIFERENTE
Acabamos de vivir la celebración mundial del Día de la Mujer y un año más se me plantean algunos interrogantes para los que no acabo de encontrar respuesta. Se convocan conferencias, reuniones, premios, manifestaciones en pro de una supuesta igualdad con la que, llámenme rara, no estoy de acuerdo, porque para mí mujeres y hombres no somos iguales ¡bendita la diferencia que ha permitido a la humanidad continuar existiendo! Entiendo que hay mucho camino por recorrer pero no para que se nos considere iguales, sino para que todos tengamos los mismos derechos, lo que conlleva tener las mismas obligaciones. Esta reflexión me lleva a mantener otra cruzada personal: si uno de los condicionantes que lleva a las empresas a preferir contratar hombres es evitar posibles bajas maternales, legislemos de forma que sea obligatorio que ambos progenitores se repartan el tiempo al 50%. Sin que sea una opción, como tenemos ahora, sino por ley. De esta manera eliminaremos uno de los factores de discriminación. ¿Embarazos de riesgo? Por supuesto que los puede haber y en este caso será la madre gestante quien lo sufra. Pero ¿quién asegura al empleador que su empleado varón no vaya a tener una baja de larga duración por cualquier otro motivo? Conozco alguna rotura del talón de Aquiles por un mal movimiento en el gimnasio que ha supuesto muchos meses de inmovilización, y nadie deja de contratar a un hombre porque pueda decidir un día ir al gimnasio. Esta medida además redundaría en beneficio de las relaciones entre padres e hijos, permitiendo y fomentando la creación de esos lazos especiales que constituyen la maravilla de la paternidad. Redacción: Belén de Francisco bfrancisco@ejecutivos.es Publicidad: Macarena Rincón mrincon@ejecutivos.es Maquetación: José García jgarcia@ejecutivos.es Secretaría y suscripciones: Ana Sánchez secretaria@ejecutivos.es Colaboradores: Rebeca Ávila Pau Cubells Eugenia Gutiérrez María Marcos Algunos también pensamos que las radicalizaciones no son buenas, que el mejor camino para conseguir esos derechos de los que hablaba antes no es echar en cara a los hombres miles de años de historia de sometimientos. Algunos pensamos que hay hombres que trabajan codo con codo con las mujeres para conseguir un mundo mejor y que ese es el buen camino. Algunos pensamos que para que la sociedad cambie es necesario que todos sumemos, y que cualquier derecho lleva siempre aparejada una obligación. Me llaman mucho la atención las asociaciones de mujeres que luchan para conseguir esa supuesta igualdad, que reivindican el papel de la mujer en la sociedad, que solicitan el establecimiento de cuotas en pro de la diversificación, todas ellas protagonistas el 8 de marzo y ¡no cuentan con ningún hombre en sus filas! Tampoco entiendo por qué hay que discriminar a la persona que decide libremente aparcar una carrera profesional, bien por un tiempo, bien de por vida, para dedicarse a otras cosas, ya sea al hogar, a unos hijos, o a hacer crucigramas. Algunos pensamos que una parte de los problemas a los que nos enfrentamos se solucionarían con una educación que además de matemáticas y lengua, enseñara valores; donde se recuperara el respeto al profesor, tristemente desaparecido, y no solo por parte de los alumnos, sino también de los padres; donde se entrenaran fortalezas en lugar de emplear todo el tiempo en corregir flaquezas. Algunos pensamos de manera diferente. No más, ni mejor, sino simplemente diferente. Jefe de sección: Javier Zori del Amo - jzori@ejecutivos.es Editor fotográfico: Miguel Ángel Muñoz Romero Publicidad: trendingtrips@ejecutivos.es publicidad@ejecutivos.es Edita: