×

Información sobre cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar y mejorar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación y uso. Mas información. Al utilizar nuestro sitio usted acepta los términos de nuestra Política de Privacidad.
Aceptar
Añadir
Comprar
Añadir al carrito
Comprar ahora
Comprar
Cancelar

INFORME SEMANAL DE POLíTICA EXTERIOR : A VUELTAS CON LOS MISILES INF

A VUELTAS CON LOS MISILES INF


Informe Semanal de Política Exterior
A VUELTAS CON LOS MISILES INF
Para Donald Trump comenzar una guerra atómica es tan fácil como enviar un tuit. Con una sola llamada telefónica podría ordenar el lanzamiento de un millar de bombas nucleares, cada una de ellas varias veces más potente que la que destruyó Hiroshima. Si no se produjera un motín en la cadena de mando del Pentágono, nadie podría detener al presidente. LOS senadores Ed Markey y Elizabeth Warren y los congresistas Ted Lieu y Adam Smith, todos demócratas, están impulsando dos iniciativas legislativas para impedir a un presidente iniciar una guerra nuclear sin la autorización del Congreso, pero es poco probable que salgan adelante. En 2016, Barack Obama ya lo intentó, sin éxito. El anuncio del secretario de Estado, Mike Pompeo, de que EEUU se retirará en seis meses del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF), firmado en 1987 por Ronald Reagan y Mijail Gorbachov y que prohibió una categoría entera de armamento –2.600 misiles nucleares de alcance medio (500-5.000 kilómetros)– llega en mal momento. El INF ha sido un tratado modélico al permitir inspecciones in situ y garantizar amplios intercambios de información, justo lo que la Casa Blanca quiere lograr con Corea del Norte y otros países. Pero debido a la mínima posibilidad de que se adhieran a un acuerdo similar ampliado países como China, India, Pakistán, Irán y Corea del Norte –que al no ser signatarios del INF han podido desarrollar sin restricciones ese tipo de armas–, lo más probable es que la tercera década del siglo XXI comience con una nueva carrera armamentista nuclear. La Oficina de Presupuesto del Congreso calcula que en los próximos años la modernización del arsenal nuclear de la superpotencia costará unos 494.000 millones de dólares y en los siguientes 30 años, 1,2 billones de dólares. John Bolton, consejero de Seguridad Nacional de Trump, nunca ha ocultado su deseo de deshacerse de cualquier acuerdo
1E Ejemplar
-
1M 1 Mes
-
3M 3 Meses
-
6M 6 Meses
-
1A 1 Año
-